Dormir no es un lujo. Dormir es una necesidad.

Quisiera contarles mi historia con el fin de que alguna se pueda sentir identificada y quizás subirle un poco los ánimos.

Durante mi embarazo leí algunos libros, asistí a varios talleres, escuché muchas opiniones y leí casi todo lo que encontraba en internet. Todos concordaban en algo: NO VAS A DORMIR.

Y como eso fue lo que aprendí, eso fue lo que pasó.

Duré casi un año durmiendo mal: Siestas encima de mí y en la noche despertadas cada 1-2 horas. Lo que al final me hizo hacer colecho reactivo (muy rico el colecho.. pero el dolor de espalda no hay quien lo aguante). Durante el día me la pasaba cansada y mi bebé (que se veía muy feliz) por cualquier cosa lloraba (típico síntoma de falta de sueño).

Solo encontraba dos tipos de opiniones bien intencionadas: “No lo lactes mas en la noche y déjalo llorar hasta que se duerma” y “Es normal, algún día extrañarás levantarte en las noches a acurrucarlo..” (Mi hijo hace cinco años que duerme bien y aun no extraño levantarme a acurrucarlo a las 2a.m.).

Ninguna de las dos opciones me convencían. Hasta que decidí especializarme como consultora de sueño y vi la luz al final de túnel. Me di cuenta que esto que me estaba pasando NO TIENE QUE SER NORMAL y que tampoco tengo que dejar a mi bebé llorando para lograr dormir.

Ojo: Es normal que los bebés de meses se despierten a comer porque algunos lo necesitan.. pero si te sientes muy cansada durante el día, tu bebe tiene un sueño muy interrumpido, siestas muy cortas y cambios de humor bruscos, es porque algo no anda bien. Estamos preparadas para levantarnos a alimentar a nuestros bebés y volver a dormirnos y aun así tener energía para enfrentar el próximo día, pero llega un momento en que ya NO DEBE SER NORMAL.

He decidido escribir este articulo para aquellas madres que la culpa le ha hecho pensar que no deben de hacer nada para poder dormir porque leyeron o le hicieron entender que esto es normal y que ser buena madre es sacrificar su sueño por su hijo.

No dormir nos impide sacar el 100% de nuestra maternidad. No dormir nos hace vivir esta etapa tan hermosa en un modo zombi donde solo estamos esperando el mágico momento donde nuestro bebe va dormir la noche entera.

Cuando una madre y un padre logra enseñarle a su bebé de manera respetuosa a dormir saludablemente, su maternidad cambia por completo. Se dan cuenta de su rol activo en la enseñanza de muchas cosas en la vida de su hijo. Comer y dormir bien han sido los regalos mas preciados que le he dado a mi hijo.

Espero que tú también puedas lograrlo.

Jessica Fiallo

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.